• bg1
  • bg2
  • bg3
  • bg4
Fondos:

El doctor Luc Montagn , virólogo francés que ganó el Premio Nobel en el año 2008 por descubrir el virus del SIDA, ha sorprendido a la comunidad científica con su firme apoyo a la medicina homeopática.

En una entrevista publicada en el revista Science del 24 de diciembre de 2010 (1), el profesor Luc Montagnier ha expresado su apoyo a la tan calumniada e incomprendida medicina homeopática.

Aunque la homeopatía lleva 200 años practicándose y es el principal tratamiento alternativo de los médicos europeos , la mayoría de los médicos convencionales y científicos han expresado su escepticismo sobre la eficacia del uso de unas dosis muy pequeñas de medicamentos.

La mayoría de las investigaciones clínicas llevadas a cabo sobre los medicamentos homeopáticos, publicadas en revistas científicas han desvelado resultados positivos , especialmente en el tratamiento de las alergias respiratorias , la gripe , la fibromialgia , la artritis reumatoide , la diarrea infantil , recuperación tras la cirugía abdominal , trastorno del déficit de atención y la reducción de los efectos secundarios de los tratamientos convencionales contra el cáncer.  Además de los ensayos clínicos, varios cientos de estudios básicos han confirmado la actividad biológica de los medicamentos homeopáticos. Entre los estudios hay unos denominados in vitro, de los que se han realizado 67 experimentos de cada tres es una repetición) y casi tres cuartos de todas las repeticiones dieron resultados positivos.

Además de la amplia variedad de pruebas e investigaciones clínicas realizadas, una prueba más a favor de la homeopatía es el hecho de la gran popularidad en los Estados Unidos y Europa durante el siglo XIX, debido a los impresionantes resultados experimentales en el tratamiento de las epidemias que asolaron durante ese tiempo, incluido el cólera, las fiebres tifoidea y amarilla, la fiebre escarlata y la gripe.

Montagnier, quien también es fundador y presidente de la Fundación Mundial para la Investigación y Prevención del SIDA, afirmó: “no puedo afirmar que la homeopatía tenga razón en todo. Lo que sí puedo decir es que las ultra diluciones (utilizadas en homeopatía) tienen efectos. Las ultra diluciones de algo no son nada. Son las estructuras del agua las que imitan las moléculas originales”.

Montagnier está haciendo referencia a su investigación experimental, que confirma una de las características más controvertidas de la medicina homeopática, que utiliza dosis de sustancias que se someten a una dilución secuencial con agitación vigorosa entre una dilución y otra. Aunque es común entre los científicos suponer que no queda ninguna de las moléculas originales en la solución, las investigaciones de Montagnier ( y otros colegas suyos) han comprobado que las señales electromagnéticas de la medicina original permanecen en el agua y tienen importantes efectos biológicos.

Fue pionero del concepto moderno del proceso patológico al presentar su teoría celular, en la que explicaba los efectos de las enfermedades en los órganos y tejidos del cuerpo, enfatizando que las enfermedades surgen no en los órganos o tejidos en general, sino de forma primaria en células individuales, gracias a lo cual acuñó el término (omnis cellula ex cellula ): Toda célula proviene de otra célula.

Le fue concedida la Medalla Copley en 1892 y fue nominado al Premio Nobel de Medicina en tres ocasiones, sin resultados.